Cáncer, síntomas y diagnósticos – Claves en siete tipos de tumores malignos

Cáncer de pulmón

Síntomas. Tos insistente, que empeora con el tiempo. Dolor constante de pecho. Tos con flema que tenga sangre. Silbido, ronquera o falta de aire. Problemas de pulmonía o bronquitis que se repiten. Hinchazón del cuello y de la cara. Pérdida de peso o falta de apetito.  Fatiga.

Diagnóstico. Antecedentes, historia médica, radiografías de tórax y citología del esputo (recomendable para fumadores de más de 40 años). Posteriores: tomografía computarizada, fibrobroncoscopia, biopsia del tejido.

Clave. En los últimos años se redujo la mortalidad en los hombres y aumentó en las mujeres.

Cáncer de piel

Síntomas. Cambios de color, crecimiento, sangrado en manchas, verrugas o lunares previos o nuevos (cáncer melanoma). Herida o llaga que no cicatriza, en especial en zonas expuestas al sol (cáncer no melanoma).

Diagnóstico.  Biopsias, según tipo de alteración en la piel.

Clave. El cáncer no melanoma es curable casi en un 100%. El melanoma es menos común y bastante más grave. La detección precoz es visible y accesible.

 

Cáncer de páncreas

Síntomas.  Dolor abdominal. Piel amarillenta. Pérdida de apetito y peso. Náuseas y vómitos.

Diagnóstico.  Examen físico, análisis de sangre y orina, escáner, ecografía o ultrasonografía, colangiopancreatografía endoscópica retrógrada (ERCP).

Clave. Difícil de diagnosticar y controlar. No se dispone de tratamientos eficaces y el pronóstico medico es pesimista.

Cáncer de mama

Síntomas.  Bulto o anomalía. Dolor o retracción del pezón. Irritación o hendiduras de la piel. Inflamación de una parte del seno. Enrojecimiento o descamación de la piel o del pezón. Secreción por el pezón, que no sea leche materna.

Diagnóstico. Autoexamen mamario (mensual desde los 20 años), examen clínico de la mama (uno cada tres años entre los 20 y 40 años y uno cada año después de los 40) y mamografía (una cada uno o dos años entre los 40 y 50, y una cada año después de los 50). Biopsia.

Clave. La detección precoz, cuando el tumor no está extendido ni ha evolucionado, hace que el porcentaje de supervivencia a 5 años se eleve casi al 90%.

Cáncer de útero

Síntomas. Hemorragia vaginal anómala. Dolor y/o sangrado durante el acto sexual. Molestia general en el área pélvica.

Diagnóstico. Examen manual de pelvis y test de Papanicolaou desde el inicio de la vida sexual de la mujer. Posteriores: colposcopía y biopsia.

Clave.  Tiene una larga fase pre sintomática. La secuencia “carcinoma in situ – carcinoma invasor” puede durar alrededor de 15 años.

Cáncer colorrectal

Síntomas. Cambios en el funcionamiento del intestino,  alteraciones en el número de deposiciones, estreñimiento, diarrea persistente o aparición de materias con sangre. Sangrado rectal o en los excrementos. Dolor cólico. Coloración amarillenta de la piel y los ojos debido a una afectación hepática, en etapas avanzadas.

Diagnóstico. Tacto rectal, búsqueda de sangre oculta en las materias fecales, fibrocolonoscopía (cada tres a cinco años en personas mayores de 50 años). Biopsia.

Clave. Cuando los síntomas se revelan clínicamente, el proceso provoca la muerte de más del 50% de los afectados dentro de los cinco años siguientes.

Cáncer de próstata

Síntomas. Alteraciones en el funcionamiento de la vejiga. Necesidad de orinar frecuente, micción dolorosa, dificultad para comenzarla o detenerla. Sangre en orina o semen. Tensión en parte inferior del abdomen, caderas o muslos.

Diagnóstico. Tacto rectal y evaluación del antígeno prostático específico (PSA) en hombres mayores de 40 años, ecografía transrectal, biopsia.

Clave. Aparece tardíamente y su incidencia se acrecienta con la edad más que en otros cánceres.

Tambien te puede interesar