¿Por qué sigue fumando tanta gente?

Unas 50.000 personas mueren cada año en España por culpa del tabaco, o sea cada día fallecen 145 personas como consecuencia de su consumo, siendo el tabaquismo la primera causa de muerte evitable.

A escala mundial, el tabaco es la causa del 6 por ciento de todas las muertes que anualmente suceden en el planeta Tierra, unas cinco millones de vidas.

En España hay más de un millón y medio de jóvenes, entre 16 y 24 años, que fuman a diario; el umbral de entrada al tabaco se sitúa en los 13 años. Fuma una de cada cinco personas; y ha aumentado el número de mujeres que lo hacen.

El 80% del precio de un paquete de cigarrillos son impuestos, según Adelta, la patronal que agrupa a las principales empresas tabaqueras que venden en España. Las tabaqueras explicaron que el precio de una cajetilla se ha disparo de media un 614% en los últimos 25 años, desde 1990, por el impacto de la subida de impuestos: una cajetilla de tabaco que valía en 1990 de media 0,63 euros cuesta ahora 4,37 euros.

En conjunto, los fumadores pagan a Hacienda (en impuestos especiales e IVA) 9.100 millones de euros, mientras que las tabaqueras “sólo” ingresan 2.700 millones de los 11.800 millones de euros que los españoles gastan cada año en los estancos.

Debido a estas subidas, se ha disparado la venta ilegal de tabaco, que representa ya el 12,5% del tabaco que se consume en España, un fenómeno especialmente acusado en Andalucía, donde se estima que la mitad del tabaco que se fuma es de contrabando. Según estimaciones de las tabaqueras, el tabaco de contrabando que se consume en España tendría en el mercado ordinario un valor de 1.441 millones de euros.

Pero, ¿no sería más fácil dejarlo? El tabaco es tremendamente adictivo, con una adicción física, a través de la nicotina, y con un componente de adicción conductual, gestual. Una dependencia vinculada a las relaciones sociales, a la relajación. Es una doble adicción, física y psicológica. Y es muy difícil dejarlo.

No olvidemos que el tabaquismo es una enfermedad, y como tal está considerado por la OMS, y tiene su código, curarla o ponerla bajo control es trabajoso, y en el caso del tabaco los enfermos no siempre reciben el tratamiento que necesitan.

Los colectivos más afectados son las mujeres y los jóvenes. Las mujeres se han incorporado más tarde al hábito de fumar y se ha seguido una curva creciente, como en su momento los hombres; ellos han descendido, pero se mantiene en las mujeres. Las chicas jóvenes fuman más que los chicos jóvenes y aquí hay que ser especialmente combativos.

Los mensajes lanzados a la población joven han tenido buena estrategia y se han comunicado en positivo; no se puede decir a una persona joven que el tabaco mata, ya que la muerte para ellos está muy lejos. La idea adecuada ha sido transmitir lo positivo, el aire limpio, la atmósfera sin humo, llegar a casa y que la ropa no haya que sacarla a la terraza, evitar el mal aliento, la piel más luminosa, poder realizar mayores esfuerzos deportivos…. todo esto ligado al abandono del tabaquismo o mejor aún, no haberlo consumido nunca, es lo que creo que estamos transmitiendo y los jóvenes lo interiorizan e incorporan a sus hábitos.

Si no existiera el tabaco, cáncer de pulmón y EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica) serían muy poco frecuentes. El 90% de ambas enfermedades tiene relación con el tabaco. Entre 80-90 por ciento son fumadores; estas patologías no desparecerían, pero su incidencia sería el 10 por ciento de los datos actuales.

Según estimaciones de la OMS, un aumento de los impuestos de un 10%, reduce el consumo del tabaco en un 4%, y un 5% entre los colectivos con ingresos más bajos y los jóvenes. Por ello, la OMS recomienda subidas de impuestos como una de las medidas más efectivas para reducir las enfermedades provocadas por el tabaco: cuesta muy poco a los gobiernos de implementar y aumenta los ingresos públicos.

No es una medida impopular, ya que apenas el 15% de la población está en contra de una suba de impuestos. ¿A qué esperamos para pasar el precio del paquete a 10€ como ya lo hicieron con éxito varios países europeos (Irlanda, Reino-Unido, Noruega)? ¿Cuántas personas deben morir aun?

Fuentes:
Lavanguardia economía
Efe salud
Tabacobaratoonline

3 Comentarios

  1. Está claro. Al gobierno español no le conviene. Si sube el paquete de tabaco a 10 € muchos dejarían de fumar o bien, dejar de comprar tabaco al Estado. Habría más compra de tabaco de contrabando. Y el gobierno dejaría de ingresar ésos apetecibles 10000 millones de euros. Anteponen los intereses económicos a la salud del pueblo. Intereses económicos que son el de los políticos pues, todo ése dinero la mitad se la quedan los políticos para su riqueza personal. EL tabaco es fácil ilegalizarlo, tan solo hace falta el.rechazo de ésos 10000 millones de €, Se declara la nicotina droga no legal y se persigue a las tabacaleras por delito ecológico, delito contra la salud pública, delito por incitar a los menores de edad al consumo de ésta droga , delito por violación de las libertades y los derechos humanos, delito por homicidio de millones de personas y… ¡¡¡YA ESTÁ!!! Entonces… ¿POR QUÉ NO LO HACEN?. Sólo piensan en el dinero y 3n el poder que da. A las personas que trabajan en las labores del tabaco o en su venta se la reciclan, dándolas otro tipo de trabajo. Y repito… ¿POR QUÉ NO LO ILEGALIZAN? Si, al fin y acabo, todo iba a ser ventajas y beneficios. Pienso, en no muy pocas ocasiones, que nuestros gobernantes no son buenas personas. Anteponen el dinero a la salud y a la vida.

    • hierbaverde

      Es cierto; pero también es libertad de cada uno/a decidir de dejar de participar en este impuesto público contrario a nuestro bienestar y nuestra salud. Hay que buscar ayuda y dejar de fumar.

      • Manuel

        Para contestar a hierbaverde. Me parece increíble que en el 2016 todavía exitan personas que ignoren lo que ya se sabe desde hace casi 70 años. Y es lo sigiente: la Nicotina es una droga tremendamente aditiva; en el presente se sabe que es 5 veces más adictiva que la heroína y 10 veces más aditiva que la coca. Con esto quiero decir que, un menor de edad se siente muy influenciado por la tolerancia social con esta droga. Lo que alguien con 15 años no tiene libertad para poder elegir en empezar a fumar o no empezar. Su libertad está limitada porque con 15 años no tiene esa capacidad de elegir; a esas edades se siente muy influenciado por lo que le rodea y no tiene capacidad de libertad para elegir. Y las personas mayores de edad tampoco la tienen, pero por otro motivo: No tienen libertad para participar o no participar en los impuestos porque son adictos a la nicotina. Fuman por necesidad no por gusto. Es decir, están obligadas por culpa de la adicción, a comprar tabaco. El tabaco no son patatas ni garbanzos. El tabaco es droga. Si se subiese los impuestos a los garbanzos, por ejemplo, la gente tendría libertad para elegir en participar en los impuestos con la compra o no. Porque los garbanzos no son droga y no adicta a la gente que los compra. Pero el tabaco si lo hace. No olvidemos que las drogas duras viola los derechos humanos y limita su capacidad de elegir en consumirla o no consumirla; pues es un adicto y la necesita. La nicotina, como droga dura que es, a nivel neurocerebral y del sistema nervioso central, coarta y anula ésa libertad de decidir.

Déjanos tu comentario

Tambien te puede interesar