Medidas para evitar o controlar el linfedema

La más temida secuela postoperatoria de las pacientes que han sufrido una disección de los ganglios linfáticos, es lo que se llama habitualmente el síndrome del brazo hinchado.
Para limitar al máximo el riesgo de descubrir esta nueva molestia, aquí va una lista de recomendaciones destinadas a las pacientes susceptibles de desarrollar un linfedema, proveniente del National Lymphedema Network.

1. Estar muy atenta en caso de cualquier hinchazón del brazo, de la mano, de los dedos o del pecho. Consultar a un médico de inmediato.

2. No permitir JAMÁS que se le haga una inyección, una analítica de sangre o que se les tome la tensión arterial en el brazo afectado. En caso de disección de los ganglios de ambas mamas, pedir que le tomen la tensión en el muslo.

3. Secarse muy cuidadosamente el brazo y la mano después de la ducha, y utilizar una loción específica para la higiene del brazo (tipo Lymphoderm, Eucerin, etc.).

4. Tener cuidado con su brazo afectado: no llevar objetos pesados, bandoleras del lado afectado, no hacer movimientos bruscos y/o repetitivos (encerrar el parquet, limpiar cristales, estirar puertas pesadas, etc.)

5. No llevar joyas que aprieten el brazo o los dedos: cambiar su alianza de mano o retirarla. Evitar arremangarse para no apretar el brazo.

6. No exponer su brazo al sol, sobre todo no quemarse al sol. Evitar baños calientes y fregar platos con agua muy caliente. Huir de la sauna.

7. No dormir de lado sobre el brazo afectado.

8. Tejer o hacer ganchillo no está aconsejado durante largos periodos, así como cualquier actividad que puede anquilosar el brazo.

9. Evitar cualquier herida, incluso mínima, al brazo o a la mano del lado afectado: rasguños, cortes, quemaduras, golpe, picaduras de insectos, arañazos de gato, pinchazo de un rosal, etc. Llevar siempre guantes o una protección adecuada si debe realizar actividades susceptibles de generar una herida: guantes para trabajar en el jardín, dedal para coser, etc. Asimismo, para afeitarse las axilas, utilizar una afeitadora eléctrica o una crema depiladora para evitar los riesgos de corte debajo del brazo. Al hacerse una manicura, no cortar las cutículas sino empujarlas con un bastoncito.

10. En avión, llevar un mango de compresión bien ajustado y vendajes adicionales si es un trayecto largo. Beber mucho durante el viaje.

11. Hacer ejercicio es importante, pero debe consultarlo con su médico. No hay que cansar en exceso un brazo que ya sufre el riesgo de linfedema. Si el brazo comienza a molestar, para la actividad y levantar el brazo. Ejercicios recomendados: caminar, natación, movimientos aerobicos ligeros, bicicleta, movimientos de yoga o de danza específicos. No levantar pesos de más de 7 kg.

12. Para las mujeres con pechos grandes, llevar prótesis mamarias ligeras, ya que las prótesis aumentan la presión sobre los ganglios linfáticos del cuello. Utilizar un sujetador bien ajustado, que no apriete demasiado, e idealmente sin aros metálicos.

13. ¡Cuidado! Consultar inmediatamente su médico en los siguientes casos: erupción cutánea, picores, rojez, fiebre. Una linfangitis (infección) en el brazo afectado puede ser el principio o una deterioración del linfedema.

14. Mantener su peso ideal gracias a una dieta equilibrada rica en fibras y proteínas fáciles de dirigir (pollo, pescado, tofú). Disminuir el aporte alimentario de proteínas no disminuye la composición proteínica del líquido linfático, pero podría debilitar el tejido conjuntivo y deteriorar el estado de su brazo.

15. Evitar fumar y consumir alcohol.

16. Llevar un mango de compresión bien ajustado durante el día. Consultar cada 4 a 6 meses para el seguimiento. Si el mango es demasiado ancho, o se ha desgastado o su linfedema disminuye.

El linfedema se puede mejorar con tratamiento a través de un fisioterapeuta especializado en este tipo de dolencia y a través de mesoterapia presoterapia. A través de la Asociación Contra el Cáncer se puede solicitar cita con la fisioterapeuta y tratarlo.

Fuente: Carnet de bord d’une crabahuteuse, Hélène Bénardeau.

Ningún comentario aún.

Déjanos tu comentario

Tambien te puede interesar