Fumar aumenta el riesgo de sufrir un segundo cáncer.

Los fumadores que ya sufrieron un primer cáncer tienen muchos más riesgos que los no fumadores de volver a sufrir la enfermedad, en comparación a víctimas de estos mismos cánceres que nunca fumaron.

Un nuevo estudio canadiense demuestra que los fumadores que ya padecieron un cáncer de pulmón, de vejiga, de riñón o de cabeza, y que fumaban 20 cigarros o más al día antes del diagnóstico multiplican por cinco el riesgo de tener un segundo cáncer asociado al tabaquismo.

La relación entre el tabaco y el segundo cáncer es comparable a la relación entre tabaquismo y el primer cáncer, ya que los fumadores tienen 5 veces más riesgos que los no fumadores de padecer cáncer.

Este segundo cáncer no se debe a metástasis del primer cáncer, sino que se trata de un nuevo tumor maligno, distinto al primero.

Los fumadores que consumían menos de 20 cigarros al día y los ex fumadores que lo habían dejado antes de su primer diagnóstico tienen también más riesgo de sufrir un segundo cáncer por motivo del tabaquismo, comparado con los supervivientes que nunca fumaron, pero el riesgo va disminuyendo a medida que pasan los años desde que se dejó de fumar.

Recordar que el tabaquismo es responsable del 30% de todos los tipos de cáncer, y está asociado a un mayor riesgo de sufrir 17 tipos de cáncer.

Artículo completo publicado en Journal of Clinical Oncology.

Ningún comentario aún.

Déjanos tu comentario

Tambien te puede interesar