Con tatuajes, sobrevivientes del cáncer de mama cambian la forma de ver sus cicatrices

Después de una mastectomía, las mujeres por lo general tienen la opción de aprender a vivir con la imagen de su pecho plano o, bien, quirúrgicamente reconstruir la mama (o pechos) que perdieron durante la operación. Sin embargo, algunas sobrevivientes de cáncer de mama están eligiendo una tercera opción: adornar las cicatrices que cubren sus pechos con tatuajes de diseños complejos y coloridos, transformando lo que puede considerarse como un recordatorio de dolor en algo bello, poderoso y único.

Bajo esta idea sencilla en apariencia, pero que toca fibras sensibles sin duda, nació P.Ink (Personal Ink), una plataforma en Pinterest que proporciona a las sobrevivientes de cáncer de mama ideas para tatuajes, inspiraciones de diseño, así como vincular a los artistas corporales que se especializan en este tipo de trabajos delicados.

Desarrollada por la agencia de marketing digital Crispin Porter & Bogusky (CP+B), esta iniciativa es una plataforma que se alberga en la red de photo-sharing, la cual anima a las mujeres a acercarse y unir esfuerzos para ayudar a las pacientes y sobrevivientes de cáncer de mama a lidiar con el trauma postcirugía. Asimismo, el sitio web promueve el arte del tatuaje como una alternativa de curación, con lo cual se espera alentar especialmente a las mujeres que luego de su lucha quedan con cicatrices y sin pezones.

Sin embargo, el comienzo de esta idea se remonta a finales de 2012, con una mujer llamada Molly Ortwein.

Luego de ser diagnósticada con cáncer de mama, Molly fue sometida a una doble mastectomía que dejó visibles cicatrices en su cuerpo. Estas marcas actuaban como un recordatorio diario de todo lo que ella tuvo que pasar así que decidió hacer un tipo diferente de reconstrucción, rediseñando sus senos a una imagen de su elección y los tatuajes hicieron aparición en su panorama.

Ortwein discutió sus planes con su cuñado Noel Franus, vicepresidente y director de CP+B, quien además se dio cuenta que dio cuenta de que Molly probablemente no era la única que tiene problemas para encontrar maneras de cubrir las cicatrices de la mastectomía.
“Estas dos experiencias (el cáncer y la reconstrucción) dejan marcas. Es por eso que me decidí a lanzar Personal Ink”, dice Franus. “La única necesidad insatisfecha, cuando mujeres como Molly empiezan a pensar en otras opciones, es la inspiración para diseños y la búsqueda de artistas del tatuaje cerca de ellas, así que eso es lo que tratamos de ofrecer.”

Los tatuajes pueden ayudar en el proceso curativo. Si usted ha pasado por el cáncer o una cirugía o ha tenido un accidente, a veces poner un tatuaje en ese lugar puede ayudarle a seguir adelante; ya sea para olvidar o que sea una cosa más bella “, dice la artista Colby Butler.

Tambien te puede interesar