19 de octubre -día mundial del cáncer de mama- 10 cosas que debes saber.

1. Para 2015, las previsiones son que más de 227.000 personas van a desarrollar cáncer en España, o sea lo equivalente a la población de una ciudad como Oviedo. Y se detectará a más de 25.000 mujeres un cáncer de mama, y desgraciadamente se preeve que 6.000 mujeres fallezcan de esta enfermedad.

2. En la actualidad es el tumor más frecuente en la población femenina tanto en países desarrollados como en aquellos en vías de desarrollo.

3. Se estima que el riesgo de padecer cáncer de mama a lo largo de la vida es de, aproximadamente, 1 de cada 8 mujeres.

4. La exploración física se debe realizar una vez al mes, debajo de la ducha o mejor tumbada en la cama.

5. El diagnóstico precoz es la mejor herramienta para luchar contra esta enfermedad. A través de los programas de prevención con mamografías combinadas con ecografía, se pueden diagnosticar los tumores de mama en estadios iniciales en los que hay muchísimas posibilidades de curación. Además, cuando el tumor se detecta en estas etapas precoces es posible aplicar tratamientos menos agresivos, que dejan menos secuelas físicas y psicológicas en la mujer.

6. Cada mujer puede reducir su riesgo de forma individual con pequeños cambios en su estilo de vida como prevenir la obesidad con dieta y ejercicio, reduciendo el consumo de alcohol, lo que cobra mayor importancia tras la menopausia.

7. Está demostrado que el estado de estrés constante y la depresión bajan las defensas inmunitarias y pueden crear un terreno favorable al desarrollo de tumores.

8. Las mujeres con antecedentes de cáncer de mama en la familia deben pedir consejo genético para determinar si tienen la mutación de los genes BRCA1 y BRCA2. Únicamente el 10 a 15% de los tumores malignos de mama tienen origen genético.

9. Se ha podido demostrar que el uso de tratamientos hormonales sustitutivos durante la menopausia se asocia a un incremento del riesgo de padecer cáncer de mama. Por tanto: Evite el tratamiento hormonal sustitutivo tras la menopausia.
10. Se estima que los cambios en el modo de vida, tanto alimentario como del ejercicio físico y del ambiente familiar tiene una alta incidencia, tanto en la prevención como para evitar las recaídas.

Ningún comentario aún.

Déjanos tu comentario

Tambien te puede interesar