Linfedema y presoterapia

El LINFEDEMA (o hinchazón de la extremidad) es el edema provocado por la obstrucción de un vaso linfático, y es la principal complicación al retirar los ganglios linfáticos de la axila. Todo ello, junto a la radioterapia que hay que aplicar sobre la región de la axila, origina que el líquido linfático del brazo del mismo lado de la axila donde se han extraído los ganglios y que ha estado sometida a radiación, tenga dificultad de pasar por esta zona, originando un éxtasis o cúmulo de líquidolinfático, es decir, el linfedema. Cuando la circulación de retorno (linfática) se estanca, la linfa no circula y se bloquea el transporte de grasas y toxinas.

 

La presoterapia se utiliza en el tratamiento rehabilitador del linfedema de forma complementaria con otras formas terapéuticas como, por ejemplo, el drenaje linfático manual, las mangas, los vendajes, los ejercicios, el tratamiento postural o las recomendaciones de hábitos y costumbres que en unos casos se deben realizar y evitar en otros:

 

> Llevar ropa interior adecuada que no presione
> Evitar las prendas que compriman la extremidad
> No dejar el brazo colgando fuera de la cama en el descanso nocturno
> No llevar anillos, pulseras o relojes que compriman la extremidad del lado afectado
> El bolso se ha de llevar en el lado contrario al de la intervención quirúrgica
> No es recomendable levantar objetos que pesen
> No es recomendable realizar trabajos que requieran mantener los brazos en alto
> Hay que evitar hacer actividades de forma mantenida, que supongan un gran esfuerzo de la extremidad: planchar, utilizar la fregona, limpiar cristales, deportes que impliquen ejercicios repetitivos del brazo
> Se recomienda no tomar la tensión arterial en la extremidad del lado intervenido

 

Al ser la piel una de las principales puertas de entrada de las infecciones y existir un déficit inmunitario de la zona, es necesario tener un cuidado especial de la piel:

> Utilizar jabones neutros en la higiene diaria, secar bien la piel e hidratarla con cremas adecuadas
> Evitar lesiones o infecciones: quemaduras, cortes, arañazos de animales domésticos
> No perforar la piel ni por extracciones ni punciones. Está contraindicada la acupuntura en la extremidad del lado de la intervención
> Evitar excesivo calor en el brazo (vigilar el contacto con el horno, la plancha… ) Tomar el sol con prudencia.

 

La presoterapia es un tratamiento médico y estético que utiliza la presión de aire para realizar un drenaje linfático. Entre los beneficios de la presoterapia, se destacan el tratamiento de edemas, la corrección de alteraciones en el sistema circulatorio y la posibilidad de eliminar la celulitis, reducirla y prevenir futuras formaciones de celulitis.

 

El tratamiento de presoterapia se suministra a través de cobertores o botas (especiales para la presoterapia) que recubren la zona a tratar, a través de las cuales se realiza sobre el cuerpo una presión positiva que se va alternando en forma ascendente, por lo cual se le llama también presoterapia secuencial. A través de estas ondas de presión, la presoterapia estimula el sistema circulatorio, generando un drenaje linfático y contribuyendo así con la eliminación de líquidos, grasas y toxinas que generan la celulitis, edemas, linfoedemas y trastornos venosos como las várices.

La presoterapia logra reactivar el sistema circulatorio, aumenta la oxigenación del cuerpo, estimula el sistema inmunológico y tonifica los músculos.

 

 

Tambien te puede interesar