El frio para tratar el cáncer

La técnica de la crioterapia cada vez más utilizada, especialmente para tratar tumores pequeños.

Pequeñas sondas metálicas, enfriadas con nitrógeno o argón penetran dentro del órgano y destruyen pequeños tumores cancerígenos o grupos de células. Si la medicina lleva mucho tiempo utilizando el frio desde el exterior, su uso dentro del organismo es más reciente. Ya se utiliza tan a menudo como el calor y su uso está creciendo para el tratamiento de algunos tumores, sobre todo cuando la cirugía no es posible.

« El frío tiene la gran ventaja, comparado al calor, de tener un efecto progresivo », subraya el profesor Jean-Claude Deharo, cardiólogo especializado en ritmología a Marsella. “Es posible interrumpir su aplicación para evitar dañificar tejidos próximos a la zona tratada”. El frio destruye todas las células que alcanza, sanas o no: la habilidad del médico así como las herramientas para controlar la aplicación del tratamiento son cruciales.

La posición exacta de las sondas Crio-Typ que enfrían las células hasta destruirlas siempre está controlada en directo: ecografía, escáner o resonancia magnética. El frio se aplica en varias sesiones, para que las células alcancen una temperatura de -40ºC. A esta temperatura, se forman cubitos de hielo en el interior de la célula que la pueden destruir. El hielo que se forma alrededor provoca que las células se retracten y se dilaten cuando se calientan, hasta explotar. El médico aplica pues el frio en varias fases para destruir las células sin dejar el frio extenderse fuera de la zona a tratar.

Los restos de las células destruidas se eliminan luego a través del sistema inmunitario, en particular con los glóbulos blancos. Varios estudios indican que este proceso de eliminación de las células destruidas favorece la desaparición de células cancerígenas remanentes. Además, el frio también destruye los pequeños vasos sanguíneos que alimentan los tumores, lo que reduce el riesgo de recaída. “La tasa de recaída para pequeños tumores de riñón es inferior al 5%. Y estás recaídas se pueden volver a tratar con la misma táctica”.

Tambien te puede interesar