El análisis del ADN del cáncer de pulmón abre la vía a mejorar su tratamiento

Un equipo de investigación internacional dirigido por Manel Esteller, del Institut d’Investigació Biomèdica de Bellvitge (Idibell), ha descubierto un modo de predecir si un cáncer de pulmón será más o menos agresivo. El avance, presentado en la revista Journal of Clinical Oncology, abre la vía a mejorar el tratamiento de los cánceres de pulmón que se diagnostican en fases iniciales.

Hasta ahora, el tratamiento de este tipo de tumores se basa en una intervención quirúrgica para extirparlos. Sin embargo, algunos de ellos vuelven a aparecer en los años siguientes sin que, a día de hoy, los oncólogos sepan predecir cuáles de ellos reaparecerán. Esteller ha descubierto que analizar la actividad de cinco genes –más concretamente, analizar el patrón de metilación de estos cinco genes– ayuda a predecir qué evolución tendrá un paciente.

“Nos permite ver en qué casos es suficiente la cirugía y en cuáles puede ser conveniente complementarla con un tratamiento farmacológico”, explica el investigador. Antes de que este descubrimiento pueda aplicarse al tratamiento de pacientes, advierte, “hay que demostrar que añadir una terapia farmacológica a la cirugía reduce el riesgo de que reaparezca el cáncer”.

Los autores de la investigación, que ha incluido equipos de EE.UU., Alemania, Francia, Austria, Italia y el Reino Unido, han puesto en marcha un ensayo clínico internacional en el que participarán cientos de pacientes para comprobar hasta qué punto el análisis de la actividad de los cinco genes mejora el tratamiento del cáncer de pulmón.

Fuente: Josep Corbella para LaVanguardia.com/ciencia

Tambien te puede interesar