¿Tienes cáncer? ¡Prueba el arte!

Cuando uno/una se enfrenta a una enfermedad como el cáncer, los tratamientos pesados y las frecuentes hospitalizaciones hacen que las personas se debiliten y se alejen de sus puntos de referencia vitales. Para pequeños y mayores, puede ser de gran ayuda poder disponer, a través de un taller o de encuentros de arteterapia individuales, de un espacio propio en el cual se pueda explorar, donde se mezclen creación artística (pintura, música y baile), juego e imaginación. Es una bocanada de oxígeno, una manera de volver a encontrarse a sí mismo y recuperar confianza.

El arteterapia permite a las personas expresarse, y podría ayudarlas a controlar molestias físicas y emocionales exteriorizadas gracias al arte. Permite a una persona expresar sus preocupaciones no verbalizadas o inconscientes relativas a su enfermedad y a su vida, a enfrentarse a conflictos emocionales y a mejorar su propio conocimiento personal. Se basa en la idea de que las artes creativas pueden tener un efector de curación y ayudar a las personas a expresar el miedo, la ansiedad o emociones ocultas y reducir así el estrés.

El arteterapia se usa mucho para las personas con cáncer y su entorno, las personas con problemas alimenticios, problemas emotivos y otras afecciones como el dolor crónico. El arteterapia puede ayudar a las personas a alejar su atención del dolor.

Numerosos médicos y oncólogos ya han observado y documentado los efectos benéficos para personas con enfermedades psíquicas y físicas:

  • Con niños pequeños y adolescentes que se recuperaban de quemaduras, problemas con la alimentación, abusos sexuales, un duelo o un cáncer. El arteterapia puede ser muy útil consiguiendo potenciar la comunicación de sus sentimientos de cara al cáncer y a sus tratamientos.
  • También se llevaron a cabo estudios con adultos o familiares que vivían situaciones de duelo, adicción, trasplantes de células madres y tratamiento de cáncer. La reducción del estrés y la ansiedad, la mejora de la comunicación y el control del dolor son ámbitos en el cual el arteterapia resulta útil.

El arteterapia conducida por un terapeuta competente es seguro. Puede ser un complemento útil al tratamiento que permita ayudar las personas afectadas a enfrentarse con sus emociones. Los sentimientos incomodos que puede suscitar a ratos se consideran como parte del proceso de curación.

Ilustro este billete con fotos de pinturas de Fabienne Goubin, quién empezó la pintura a raíz de la detección de su primer cáncer hace ya 10 años. Expone en galerías y la pintura se ha convertido para ella en una forma íntima y pública de expresar sus emociones.

Tambien te puede interesar