Escribir, una ‘cura’ contra algunos síntomas del cáncer

Coger lápiz y papel, o una tablet, y convertir los sentimientos en palabras es para muchos/as un alivio emocional, sobre todo cuando se están viviendo episodios traumáticos. La escritura sirve en ciertos momentos de la vida como terapia. Esto no es nuevo, numerosos estudios realizados en las tres últimas décadas lo demuestran. Psicólogos y psiquiatras incorporan la redacción como método de alivio emocional de sus pacientes. Pero una investigación reciente de la Universidad de Auckland (Nueva Zelanda) ha constatado que escribir ayuda, además, a acelerar la cicatrización de las heridas físicas.

La llamada “escritura expresiva” ha demostrado tener efectos positivos en los pacientes de cáncer. En marzo se publicó el estudio más importante realizado hasta el momento. Investigadores del Anderson Cancer Center de Texas estudiaron los efectos de la escritura como terapia en 300 pacientes de cáncer de riñón de ambos sexos. A 150 se les pidió escribir sobre hechos cotidianos de la enfermedad, dieta, horas de sueño, etc. En la otra mitad se probó la escritura expresiva. Su objetivo era hablar de temas más profundos, de sus angustias, del futuro, de cómo les había cambiado la vida la enfermedad, etc.

Se establecieron solamente cuatro sesiones de escritura de veinte minutos cada una y se analizaron después de uno y diez meses. Los resultados se dejaron ver a pesar de tratarse sólo de cuatro sesiones. No había mejorado síntomas relacionados con el descanso, la calidad del sueño ni la depresión, pero sí mejoraron su capacidad física y sentían menos fatiga de aquellos pacientes que habían realizado las sesiones de escritura expresiva. Los responsables del estudio consideran que la escritura expresiva puede servir para ordenar emociones de manera que se eliminan los pensamientos intrusivos, el estrés y mejorando el funcionamiento del sistema inmunitario.

Si quieres probarlo: Durante los próximos 4 días, tienes que escribir tus muy profundos pensamientos y sentimientos acerca del trauma de pasar por el cáncer. En tu escrito, tienes dejar realmente ir y explorar tus emociones y pensamientos más profundos. Puedes atar el tema de tus relaciones con los demás, incluidos los padres, los amantes, amigos o familiares, a tu pasado, tu presente o tu futuro, o de quién has estado, que te gustaría ser, o lo que eres ahora. Puedes escribir sobre los mismos temas generales o experiencias en todos los días de la escritura o de diferentes temas cada día. Toda tu escritura será completamente confidencial. No te preocupes acerca de la estructura de la ortografía, la gramática o la condena. La única regla es que una vez que comienzas a escribir, continúas hasta que se acabe el tiempo los 20 minutos de la sesión.

Si la experiencia te parece interesante, existen terapeutas y talleres; hay mucha información online para encontrar el más cercano a tu residencia.

Fuentes:
www.elpais.com
www.ecodiario.eleconomista.es

Ningún comentario aún.

Déjanos tu comentario

Tambien te puede interesar