Cáncer de mama: 2 tazas de café al día serían eficaces para evitar una recaída

El café tiene activos “anti-cáncer” que modifican la progresión del cáncer y tendrían un papel preventivo de cara a posibles recaídas. 2 tazas al día serían suficientes.

 

Varios estudios demostraron que el café ayuda a protegerse del cáncer de mama. Un nuevo estudio publicado en Clinical Cancer Research confirma que el café inhibe el crecimiento de los tumores y reduce el riesgo de recaída para mujeres diagnosticadas con cáncer de mama y tratadas con tamoxifeno. Este estudio corresponde al seguimiento de resultados obtenidos hace 2 años por investigadores en Suecia, en colaboración con otro equipo inglés.

El cáncer de pecho es el cáncer con más incidencia en mujeres que tienen un 10% de probabilidades de padecerlo en el transcurso de su vida en los países occidentales. “Los casos son más débiles en Asia. Sin embargo, los emigrados asiáticos, a EE-UU por ejemplo, adquieren el mismo riesgo que la población local en una sola generación, lo que denota la importancia de las exposiciones medioambientales, notamente de la alimentación”, explica el artículo. “Un mejor entendimiento de la influencia de nuestra dieta permitiría informar mejor a los pacientes para controlar su enfermedad”, dicen los investigadores.

Lo más frecuente es que los estrógenos estimulen el crecimiento de los tumores malignos pegándose a los receptores hormonales situados a proximidad de la célula cancerígena. En este caso, se clasifica este tumor como ER-positivo, o sea que los receptores estrógenos (ER) son presentes. Este tipo de cáncer responde a la hormonoterapia. Pero muchas pacientes evolucionan hacía una enfermedad insensible a los estrógenos, complicando el tratamiento. El factor clave de esta evolución es la pérdida de los receptores al estrógeno (ER) que se asocia a unos tumores más agresivos y una pérdida de eficacia de los tratamientos endocrinos como el tamoxifeno.

En este nuevo estudio, los investigadores intentaron determinar la influencia del consumo de café sobre los tumores de 1.090 pacientes, y también se interesaron por el efecto del café a nivel celular. El consumo de café fue valorado y clasificado en 3 categorías: débil (una taza o menos al día), mediano (2 a 4 tazas al día) y elevado (5 tazas o más al día).

Los resultados muestran que las mujeres que beben al menos 2 tazas de café al día tienen tumores más pequeños que las que beber una taza al día o nada de café.

Las pacientes fueron seguidas durante 9 años, lo que permitió valorar el efecto del consumo de café sobre la tasa de recidiva. El estudio desvela que entre las 500 mujeres con tumores ER-positivo y tratadas con tamoxifeno, las que beben al menos 2 tazas de café al día tienen un riesgo de recaída un 50% más bajo que las que beben menos café o nada de café.

El estudio que portaba sobre las células cancerígenas también permitió estudiar más a fondo el efecto de la cafeína y del ácido cafeico presentes en el café. Las células cancerígenas del pecho reaccionan a estas sustancias, especialmente a la cafeína: la división celular se reduca y se acelera la muerte celular, sobre todo en las mujeres tratadas con tamoxifeno. Así, cafeína y ácido cafeico son capaces de inhibir el crecimiento celular de los tumores, sobre todo ER-positivos, pero también ER-negativos, desactivando las vías de señalización necesarias a las células para desarrollarse.

« Hemos demostrado que el café parece reforzar el efecto del tamoxifeno, en pacientes con cáncer de mama y a nivel celular”, concluyen los autores del estudio.

Fuentes: Caffeine and Caffeic Acid Inhibit Growth and Modify Estrogen Receptor and Insulin-like Growth Factor I Receptor Levels in Human Breast Cancer. Published OnlineFirst February 17, 2015; doi: 10.1158/1078-0432.CCR-14-1748 Clin Cancer Res April 15, 2015 21; 1877.

Ningún comentario aún.

Déjanos tu comentario

Tambien te puede interesar