5 buenos motivos para beber ROOIBOS

Esta bebida de color rojo proveniente de Sud África es muy beneficiosa para nuestra salud.
¡Descúbrela ya!

Su nombre (pronunciar ro-i-bos) significa “arbusto rojo” en africano, y lo debe a sus finas hojas que se enrojan al final de su ciclo. También es conocido por el nombre de “té rojo”, pero es una equivocación ya que este arbusto no pertenece a la familia de los árboles de té.

En Sud África, es la bebida estrella: ¡se consumen casi 20 millones de tazas al día! Se consume tanto frio como caliente o con hielo, y existen muchas variedades: natural, aromatizado con frutas, flores o especies… También es interesante porque al contrario del té, no se puede dejar reposar mucho tiempo sin volverse amargo. Y finalmente, como no tiene teína, es una bebida válida para toda la familia.

1- Favorece la digestión
Según un estudio llevado acabo por un equipo de investigadores pakistanís, canadienses y alemanes, los flavonoides presentes en grandes cantidades en sus hojas con forma de agujas tienen un efecto calmante sobre el sistema digestivo. Es una bebida especialmente eficaz para calmar las molestias gastro-intestinales como dolores digestivos después de comidas abundantes, acidez de estómago, diarreas… En Sud África, las madres se lo dan tibio a sus bebes para prevenir los cólicos.

 

2- Ayuda a proteger del cáncer y otras enfermedades graves
Son las conclusiones del American Botanical Council en un informe del 2003. ¿El motivo? El rooibos contiene no menos de once polifenoles distintos, entre los cuales la aspalatina, la notofagina, la quercetina y la luteolina. Estos son potentes antioxidantes que neutralizan los efectos de los radicales libres antes que puedan dañar a nuestras células. Así que el rooibos ayuda a prevenir el cáncer de piel, mama y colón. Según otro estudio publicado en 2003, también es eficaz para el cáncer de hígado (Journal of Agricultural and Food Chemistry, 2003). También es una ayuda eficaz para mantener el sistema cardio-vascular en buen estado. En particular, favorece la disminución de la tensión arterial. Otro estudio de la universidad de medicina de Aga Khan en Pakistán ha evidenciado que actúa como un broncodilatador, útil para asmáticos pero también en caso de bronquitis o neumonía…

3- Nos guarda los dientes sanos
El rooibos contiene flúor, un oligoelemento indispensable para la buena salud dental: se fija dentro del esmalte y lo hace mucho más resistente al ataque de las bacterias. Así, consumir regularmente rooibos permite evitar las caries, y como no tiene teína, su consumo no amarillenta los dientes, al contrario del té.

 

4- Alivia los problemas de piel
Esta bda permitiría también acabar con las irritaciones tipo eczema, dermatitis, eritema del culete de los bebes, alergias cutáneas… ¿Por qué? El zinc, es un mineral con acción antibacteriana y reparadora que se encuentra en cantidad dentro del rooibos. Se aconseja beber de dos a tres tazas al día para beneficiarse de sus virtudes, pero puede también aplicar directamente la bolsita encima de la zona cutánea durante veinte minutos después de haberlo dejado reposar en la taza.

5- Tiene propiedades remineralizantes
Una taza de 200 ml aporta hierro, ideal para las personas con anemia, potasio (7,12 mg), calcio indispensable para la salud de los huesos, así como magnesio (1,57 mg) para el cansancio. También es fuente de oligoelementos como el cobre y el manganeso. Esta riqueza nutricional convierte el rooibos en un aliado para nuestra salud durante el invierno.

Ningún comentario aún.

Déjanos tu comentario

Tambien te puede interesar